¡Dios te ama y te necesita para amar!

 
La publicidad de esta página es ajena a mi, proviene del servidor. Disculpe los inconvenientes.
25 regalos del Niño Jesús
Adviento y Navidad para niños
Octubre Los niños también rezan el Rosario
María, Madre de Dios
Pascua de Resurreccion
El Papa y los niños
Dile que si
Sagrada familia para niños
Origen y significado del año litúrgico
Cuaresma para niños
Semana Santa para niños
Película La Pasión
Don Bosco
Santisima Trinidad para niños
Rosario al Espíritu Santo
Celebración del Corpus Christi
Día de la Madre
Para la familia
La caridad y el amor
Recursos para catequistas
Videos de Jesús para niños
La Sagrada Biblia
Gente extraordinaria
Sagrado Corazón
=> Letanías al Sagrado Corazón
Cancionero católico
Benedicto XVI
Juegos católicos
Año sacerdotal
Deja tu mensaje
Conocenos
Páginas amigas
Radiodiccionario online
Oraciones
Vacaciones para niños
Año nuevo distinto
Fiesta de todos los santos
Viva Cristo Rey
 

"Cierra las manos para orar, recuerda abrirlas para dar".

Sagrado Corazón


La oración de la Iglesia venera y honra al Corazón de Jesús, como invoca su Santísimo Nombre. Adora al Verbo encarnado y a su Corazón que, por amor a los hombres, se dejó traspasar por nuestros pecados. 

Catecismo de la Iglesia Católica, 2669

Jesús, durante su vida, su agonía y su pasión nos ha conocido y amado a todos y a cada uno de nosotros y se ha entregado por cada uno de nosotros: "El Hijo de Dios me amó y se entregó a sí mismo por mí" (Ga 2, 20). Nos ha amado a todos con un corazón humano. Por esta razón, el sagrado Corazón de Jesús, traspasado por nuestros pecados y para nuestra salvación (cf. Jn 19, 34), "es considerado como el principal indicador y símbolo...del amor con que el divino Redentor ama continuamente al eterno Padre y a todos los hombres (Pío XII, Enc."Haurietis aquas": DS 3924; cf. DS 3812).

Catecismo de la Iglesia Católica, 478

Material copiado de 
www.infancia-misionera.com/corazon.htm

¡ Ponle tus colores favoritos !

CUENTO 

Una madre y su niño caminan de la mano frente al mar. Es una noche fresca. El cielo despejado , todo lleno de estrellas . El niño camina preguntón : ¿ Y qué es esto?, ¿ y eso?, ¿y aquello?. De pronto se para; señalando al cielo dice: mamá quiero esa estrella, dámela, es mía, La madre comprende la inocencia del niño y comienza a explicarle lo que son las estrellas. El niño le responde: quiero esa estrella. La madre una vez más ; con paciencia de madre , va contándole historias, cubriéndolo de besos. Ya llegan a la casa. Llorando por su estrella se quedó dormido. Ella, pensativa, preocupada, prende una lamparita frente a la imagen del Corazón de Jesús; imagen que la ha acompañado durante toda su vida. La luz de la lamparita, da de lleno sobre el corazón del Corazón de Jesús , iluminándolo. Ella más que rezar, desea conversar con él. Son tantas las cosas que tiene que contarle , Necesita su ayuda. Con amor se pone en sus manos ; con entrega absoluta a su santa voluntad. De repente aquel corazón, por efecto de la luz, se ve brillar cada vez más y más. No les he dicho que ella, al igual que su niño anhelaba una estrella; hoy lo confiesa ; siempre quiso una estrella, y por más que las estudió y estudió, siempre, muy dentro de ella, insistía: quiero una estrella.

No, no es la luz de la lamparita . Algo pasa en aquel corazón; brilla de una forma tan intensa despidiendo rayos luminosos ; donde se destacan: uno blanco y otro rojo. Impresionada, muda y quieta ; se arrodilló, las manos fuertemente apretadas sobre su corazón. Recordó con cuanta crueldad fue traspasado ese corazón y la sangre y agua que brotó de él. Desde lo más profundo de su ser dijo: Sagrado Corazón de Jesús en Vos confío. Y repitió: JESUS CONFIO EN TI. Yo te amo. Algo dentro de ella le susurraba: YO SOY TU ESTRELLA, la que tanto has anhelado , siempre la has tenido tan cerca . Yo soy tu amor. Mírame.

En ese momento oyó un grito: mamá. Ese grito de mamá, no sonó de miedo, ni de dolor; sonó de alegría. Corrió donde su niño. Se abrazó a ella diciendo: tuve un sueño con Papá Dios, él con su brazo tomó mi estrella y me la dio. La puso aquí en mi mano . Era toda de luz. Papá Dios me dijo que la guardara dentro de mi corazón . Así lo hice, por eso no la ves en mi mano , está guardadita aquí; y se apretaba su corazoncito. Se durmió, lo arropé, lo besé. De rodillas recé: " Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma, y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo y Señor Nuestro Jesucristo, por nuestros pecados y los pecados del mundo entero . Por su Pasión Dolorosa ten Misericordia de nosotros y del mundo entero. La luz de la lamparita se consumía. Jesús le sonreía. Reconfortada , se durmió.


Orígenes

En el año 1675, vivía en el monasterio de la Visitación de Paray le Monial (Francia) una religiosa llamada Margarita María de Alacoque, de ardiente caridad, gran pureza y humildad.
A esta religiosa se le aparece más de 80 veces Jesús en la Eucaristía, revelándole los secretos de su sagrado Corazón, despidiendo llamas, coronado de espinas y con una cruz en la parte superior y que exclamaba: "He aquí el Corazón que ha amado tanto a los hombres y que en retorno no recibe más que ingratitudes y afrentas".

Fecha litúrgica :
El viernes siguiente al segundo domingo después de Pentecostés.


Promesas del sagrado Corazón
1- A las almas consagradas a Mí, les daré las gracias necesarias para su estado de vida. 
2- Daré paz a las familias 
3- Las consolaré en todas las aflicciones 
4- Seré su amparo y refugio durante la vida, y principalmente a la hora de su muerte 
5- Derramaré bendiciones abundantes sobre sus trabajos 
6- Los pecadores hallarán en mi corazón la fuente y el océano de la misericordia 
7- Las almas tibias se harán fervorosas
 8- Las almas fervorosas se elevarán rápidamente a la perfección 
9- Bendeciré las casas en que la imagen de mi sagrado Corazón se exponga y sea honrada 
10- Daré a los sacerdotes la gracia de mover los corazones más empedernidos 
11- Las personas que propaguen esta devoción tendrán escrito su nombre en mi corazón y jamás será borrado de él. 
12-Yo te prometo, en el exceso de misericordia de mi corazón, que mi amor todopoderoso concederá a aquellos que comulguen 9 primeros meses de mes seguidos la gracia de la penitencia final, que no morirán en mi desgracia.

CANTA AL CORAZON DE JESUS


Oración 
Omnipotente y sempiterno Dios, mira al Corazón de tu amantísimo Hijo y a las alabanzas y satisfacciones que te ofreció en nombre de los pecadores y concede propicio el perdón a los que imploran tu misericordia en nombre de tu mismo Hijo Jesucristo, que contigo vive y reina en unidad con el Espíritu Santo Dios, por todos los siglos de los siglos. Amén

 

Oraciones Diarias


Acto de contrición
Dulcísimo corazón de Jesús, que en este Divino sacramento, estás vivo e infamado de amor por nosotros. Aquí nos tienes en tu presencia, pidiéndote perdón de nuestras culpas e implorando tu misericordia. Nos pesa oh buen Jesús, de haberte ofendido, por ser Vos tan bueno, que no mereces tal ingratitud. Concedednos luz y gracia, para meditar tus virtudes y formar según ellas, nuestro pobre corazón. Amén.

(Por cada día se puede hacer un momento de meditación)

Acto de consagración
Rendido a tus pies, oh Jesús mío, considerando las inefables muestras de amor que me has dado y los sublimes lecciones que me enseñó tu adorabilísimo Corazón te pido humildemente la gracia de conocerte, amarte y servirte como fiel discípulo tuyo para hacerme digno de las mercedes y bendiciones que generoso concedes a los que de veras te conocen, aman y sirven.
Mira que soy muy pobre, dulcísimo Jesús y necesito de Vos como el mendigo de la limosna que el rico le ha de dar.
Mira que soy muy rudo, oh soberano maestro y necesito de tus divinas enseñanzas para luz y guía de mi ignorancia.
Mira que soy muy débil oh Poderosísimo amparo de los flacos y caigo a cada paso y necesito apoyarme en Vos para no desfallecer.
Sedlo todo para mi, Sagrado Corazón: socorro de mi miseria, lumbre de mis ojos, báculo de mis pasos, remedio de mis males, auxilio en toda necesidad.
De Vos lo espera todo mi pobre Corazón. Vos lo alentaste y convidaste cuando con tus tiernos acentos dijiste repetidas veces en tu Evangelio: "venid a Mi", "aprended de Mi", "pedid", "llamad", a las puertas de tu Corazón vengo, pues, hoy y llamo, y pido y espero Del mío te hago firme, formal y decidida entrega. Tómalo Vos y dame en cambio lo que sabes me ha de hacer bueno en la tierra y dichosos en la eternidad. Amén.

Pedir la gracia que se desea conseguir.
Se reza tres veces Padre Nuestro, Ave María y Gloria en recuerdo de las 3 insignias: cruz, corona y herida de lanza con que se apareció el sagrado Corazón a Santa Margarita de Alacoque.


IMPRIME Y COLOREA






1536227 visitantes ¡Dios te bendiga!
 
Jesús Vive
Estén siempre alegres y compartan su alegría con los demás.
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
La mayoría de imágenes han sido bajadas del internet, si hay algún problema con su publicación, favor avisarme para retirarla del sitio. En algunas puedes hacer click derecho y desde allí ver el lugar de origen. Gracias y disculpe los inconvenientes. cindyramirezmurga@hotmail.com